Estamos regalando el café en Colombia

Para entender la crisis basta con saber que los productores de café en Colombia, solo reciben un 3 % del precio final. Sí, por lo que usted paga al tomarse una taza de café, la familia que lo cultivó solo recibe el 3%.

En Colombia la crisis del sector cafetero parece estar lejos de terminar. Hoy en día la libra de café Colombiano no supera los 90 centavos de dólar el cual es uno de los peores y más bajos precios en la historia de la caficultora mundial.

Fotografía Cultivador de Café. Archivo fotográfico revista Portafolio.

Según palabras del senador Jorge Enrique Robledo los campesinos, los indígenas, y hasta los empresarios se están empobreciendo y quebrando ya que el costo de producción de un saco de café es en comparación muy superior al precio final de venta.

Por una lado mientras la producción interna de café subió como lo indican las cifras de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), ” La producción de café de Colombia, mayor productor mundial de café arábigo suave lavado, registró un significativo repunte de 18% en abril, con un millón 31 mil sacos frente a 874 mil en abril de 2018“. Pero el precio sigue a la baja acentuando la crisis y evidenciando una triste paradoja para una de las industrias más significativas para nuestro país.

El gobierno nacional en cabeza del Presidente Ivan Duque entregó $155.000 millones para atender la crisis cafetera. El sector aseguró que no bastaba y bajo presiones, el Ministerio de Agricultura anunció $100.000 millones más.

Esta medida ha sido fuertemente criticada ya que con el Incentivo Gubernamental para la Equidad Cafetera (IGEC) como lo explica el Ministro de agricultura  Andrés Valencia , “estos recursos se van a entregar hasta $30.000 por carga de subsidio cuando el precio de publicación esté por debajo de $715.000”. Es decir, ese valor está determinado por unos umbrales no acordes al precio real. Ya que el el valor de sacar las cargas es de $782.000 por tanto la diferencia de estos $67.000 no se tiene en cuenta.

Por tanto los cultivadores seguirán pagando de sus bolsillos el descuadre del precio. Así mismo para muchos sectores no se entiende como todos los colombianos a través de impuestos estaremos financiando el IGEC mientras en el mercado internacional siguen pagando altos precios por nuestro café, más de 4 dolares por taza sin que esto se refleje en nuestra economía.

El alto costo de producción del grano en Colombia está influido por los altos costos en insumos agrícolas, fletes y peajes. Todo esto hace que el producir y sacar el café a la venta, se encarezca. Además las tasas de interés de los créditos a los que se ven sumidos los caficultores son demasiado altos y nada competitivos a nivel mundial.

¿Porque del bajo precio del café?

Por un lado la sobre oferta mundial hace que los precios continúen hacia la baja. Sin embargo para El Consejo de Exportadores de Café brasileño considera que “los precios no son preocupantes porque son algo puntual, no estructural” y que lo que importa es responder al aumento del consumo mundial.

Por otro lado los grandes compradores como Estados Unidos y Europa al día de hoy, compran mucho más café que en los años 80s, pero increíblemente pagan menos llegando a niveles de apenas el 70 % de lo que pagaban para la época.

Así mismo un mercado especulativo presente en la bolsa de valores hace que no se tenga un control vigilado y justo.

Datos de la ONU indican que el café supone “dos tercios de las exportaciones agrícolas en Burundi y cerca de un tercio (o más) en Colombia, Etiopía, Honduras, Ruanda y Uganda”, por lo que el descenso del precio ha tenido gran impacto en el empleo, ingresos y la migración. 

Iniciativas a nivel mundial invitan a las multinacionales compradoras a hacer que el precio del café se vea de manera justa y proporcionada y no que la responsabilidad de estos precios bajos solo sea asumida por el primer y más importante de los eslabones. Cultivadores de África y América latina están seriamente preocupados ya que de esto se puede traducir muy pronto en una crisis humanitaria. Entendiendo que las millones de familias que dependen de estos ingresos estarían siendo obligados a dejar su actividad conduciéndolos a migraciones, hambrunas, desplazamiento o forzándolos a entrar en cultivos ilícitos que sí le representen un sustento.

Con todo lo anterior los cafeteros anuncian un posible paro Cafetero junto con otros subsectores agropecuarios como el panelero y el lechero, quienes también se han visto gravemente afectados por el mercado y las malas decisiones del gobierno.

Anuncios

Autor: Andrés Guerrero

Twitter: diegoandres_g - Trabajador Social, columnista, activista social y campesino🇨🇴 #SoyCampesino

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s